Después del éxito cosechado por las candidaturas ciudadanas en las elecciones municipales, diferentes movimientos sociales están trabajando por articular una marea ciudadana que impulse la creación de una candidatura de unidad popular para las próximas Elecciones Generales en España. Estamos hablando de Ahora en Común, una plataforma donde se sumaron colectivos de diferentes procedencias, pero especialmente movimientos municipalistas, activistas del 15M, mareas ciudadanas y personas pertenecientes a bases de partidos políticos como IU, Podemos y Equo, entre otros.

El manifiesto es un llamamiento a la confluencia de todas las personas que apuesten por un cambio impulsado por la gente, desde abajo. Este manifiesto ha sido apoyado rápidamente por cargos de diferentes partidos, la mayoría de las candidaturas de confluencia ciudadana y también de Izquierda Unida y Podemos. No se debe confundir este apoyo explícito (cargos políticos) con el hecho de ser promotor (las bases). Pero aún así, surgen algunas dudas:

¿Está Izquierda Unida detrás de todo esto?

Hay que aclarar desde el principio que cualquiera puede entrar a los comunidad de Ahora en Común y comprobar que eso no es así. Todas las reuniones son públicas, la mayoría virtuales (en mumble), y con su acta correspondiente. Es verdad que la existencia de Ahora en Común beneficia a la supervivencia de IU, o mejor dicho, a sus bases y a los militantes que mejor han trabajado para la gente desde IU. Pero también hay que reconocer que es un sacrificio para toda la cúpula de IU, para sus siglas y sus estructuras internas de colocación, ya que se van a diluir “aplastados” por la marea ciudadana, que pide cada vez más una democratización radical, horizontal. Por suerte el proceso de Ahora en común está enriquecido por muchos activistas que exigen y siguen al pie de la letra las mejores metodologías de autogestión, organización y empoderamiento surgidos de nuestra gran madre, el 15M. Se usan herramientas de participación ciudadana totalmente horizontales y colaborativas como el titanpad, el mumbleslack, trello, reddit e incluso google docs en abierto.

¿Pero era necesario construir otra herramienta ciudadana cuando ya está Podemos?

Este es el tema más discutido ahora mismo en las redes sociales. Podemos ha sufrido muchos cambios desde la asamblea fundacional de Vistalegre, con una tabla escrita en piedra. Las candidaturas oficialistas aupadas por Pablo Iglesias copan la inmensa mayoría de las cuotas de poder dentro de Podemos: Consejo Ciudadano, Comisión de Garantías, Consejo de Coordinación (Ejecutiva),… todos han sido afianzados por Pablo Iglesias a través de sus listas plancha “digitalizadas”, en contraposición con las deseadas primarias abiertas, u otro mecanismo también plural y proporcional como el Dowdall. Un partido que busca una mayor democracia en España y un empoderamiento de la ciudadanía no debería utilizar métodos tan poco pluralistas como el de confeccionar a mano su lista de apegados o más afines con la dirección del partido. ¿Qué garantías hay si la Comisión de Garantías es del mismo equipo?¿Se puede hablar de separación de poderes? ¿Por qué no se consulta a las bases? Esto parece más “todo para el pueblo pero sin el pueblo”. Dicen que para poder prosperar una consulta, se deben reunir un 10% de apoyos sobre el censo total de Podemos, pero en realidad ese censo está sin actualizar y además el volumen de usuarios activos es inferior al 50%. Igualmente, otras herramientas de participación interna de Podemos se han visto mermadas en sus capacidades de influencia. Muchos de los círculos han sido desestructurados o silenciados; las propuestas de Plaza Podemos no están siendo escuchadas en la inmensa mayoría de los casos (ejemplo1, ejemplo2, ejemplo3, ejemplo4ejemplo 5).

Dice Pablo que la verdadera candidatura de unidad popular se llama Podemos, y que por lo tanto, los candidatos deben sumarse bajo esas siglas, y no otras. Los que hablaban de que no había que hacer acuerdos de despachos, se han reunido con líderes (por ejemplo con Garzón, Talegón y Ferreiro, entre otros), tal como ya hicieron en Andalucía. Los que llamaban casta a los partidos tradicionales ahora tienen un partido con estructura vertical y copan todas las cuotas de poder interno. Los que hablaban de que somos los de abajo y vamos a asaltar el cielo, ahora están en la cúpula de un partido que hablaba de democracia real, mientras que dentro disfrutan de una democracia clásica, representativa, y de amiguetes (¿casta? yo sólo pregunto).

¿Por qué deben confluir Podemos y el resto de partidos afines? 

Para cambiar este país todos somos necesarios, tanto los partidos tradicionales como Podemos, IU y Equo, como los activistas del 15M y mareas ciudadanas. Nadie lo podrá hacer sólo, porque el rival (el bipartidismo) es muy fuerte. Desde la irrupción de Ciudadanos en el tablero político, la estimación de voto a Podemos está por debajo del 22%, por lo que es casi imposible que alcance e 25% necesario para llegar a ser como mínimo 2ª fuerza. Sólo con la suma de los votos de partidos afines como IU-ICV, NOVA, Equo, Chunta y Compromís lograría alcanzar o superar ese 25%. Evidentemente la confluencia no es una coalición, ni una suma directa de votos. La coalición suele aportar muchos menos votos que la suma por separado (por los recelos mútuos), pero una confluencia implica renunciar a las siglas y trazar desde abajo un espacio neutral donde todos se sientan a gusto, con un programa colaborativo de unos principios mínimos, y con un reglamento de primarias justo y abierto, participativo y con representación proporcional. Una buena confluencia significa conseguir más apoyos que la simple suma de los votos.

Mi opinión: Pablo tiene la llave para ganar las elecciones. Basta con hacer una confluencia mayor, más inclusiva, realizando dos sencillos pasos:

1.- Consultar a las bases si desean modificar las primarias para que sean abiertas y proporcionales.

2.- Consultar a las bases si desean que, excepcionalmente, se modifique el nombre del partido para que otros puedan sentirse más a gusto en una marca neutral.

¿Se va a negar a practicar esos dos ejercicios tan democráticos como son las consultas a la gente?

 

NOTA: Después de la negativa de Podemos, Alberto Garzón se quedó “sólo” y ganó las primarias de Ahora en Común, con lo que IU tomó el control casi absoluto de la coalición electoral.

 

  One Response to “Ahora, en común”

  1. [...] cosecharse más allá donde hay confluencias sólidas. Hubo una oportunidad histórica perdida, Ahora en Común, que fue rechazada por la cúpula de Podemos sin que se consultara específicamente a las bases. [...]

 Leave a Reply

(necessari)

(necessari)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

   

Nuestro Facebook

Nuestro Twitter

Nuestro Google+

© 2012 Moviment Pluralista Allotjada a Mesinternet.com Suffusion theme by Sayontan Sinha